Formulación de la misión

12 marzo, 2009 por José Maria Garteiz

La formulación de la misión debe tener en cuenta ciertos componentes de forma que su enunciado cubra todo el campo de acción de la organización, muestre su razón de ser (por qué y para qué existe la organización), permita expresar el camino hacia el logro de la visión, o la manera cómo la organización llegará a ese futuro deseado.

El enunciado de la misión también debe dejar claro cuál es la naturaleza del quehacer de la organización, es decir, distinguir el rol que cumple, y qué la hace única con respecto a otros actores que también forman parte activa de ese mundo.  Es importante definir nuestro mercado y los servicios que ofrecemos que nos hacen diferentes a los demás.

Otra característica que debe presentar la misión es la amplitud de su alcance, es decir, que permita la generación de objetivos y estrategias factibles que se adecuen a los cambios del entorno, estando sujetos a una continua evaluación.

Los componentes que se consideran al momento de formular la Misión (Contreras 2000) son:

  • los usuarios,
  • los productos y/o servicios,
  • la competencia y,
  • la tecnología.

Paredes (1996) agrega a esto:

  • la preocupación por la imagen pública a la que aspira la organización.

Las preguntas claves (Corrall, 1994) que deberían formularse al momento de determinar la misión son:

  • ¿Por qué existe la empresa?
  • ¿Cuál es su negocio?
  • ¿Quiénes son sus usuarios?
  • ¿Qué necesidades debe satisfacer?

El coaching empresarial ayuda durante esta etapa a dar rienda suelta a la creatividad del personal responsable, para con estos antecedentes, ayudar en la formulación de la misión.

Etiquetas: , , , , , , ,

Esta entrada fue publicada el Jueves, 12 marzo, 2009 a las 17:10 por José Maria Garteiz y está en la categoría coaching empresarial. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través del feed RSS 2.0. Puedes dejar un comentario, o trackback de tu página web.

Deja tu comentario